viernes, 17 de febrero de 2012

Cajón de sastre

Exégesis del desorden
Algo ajeno para el profano en el panorama alquímico contemporáneo es la gran variedad de opiniones que se fraguan en los hornos del saber hermético. Pero creedme que, hoy día, existe todo un universo underground tanto en internet como en la vida real relacionado con la alquimia. El hecho de que el artista hispanohablante contemporáneo chapurree un poco diversos idiomas (quien más y quien menos) le hace muy proclive a extender su visión más allá de su país o región.

En este universo, del que se podría publicar una revista semanal de prensa rosa (¿"Corazón de Alquimista"?, se admiten sugerencias) hay todo tipo de personajes, unos públicos, otros famosos, otros conocidos, y un montón anónimos, pero que guardan un nexo común entre ellos: nadie está de acuerdo con nadie.

Las opiniones al respecto de la alquimia son numerosas, como los colores. Si tuviesemos que identificar a todos los autodenominados alquimistas (entre los que me incluyo, ojo) activos de hoy día, cada uno podría escoger un color distinto sin temor a repeticiones.

La Torre de Babel

Sería una tarea temenda intentar clasificar metódicamente al común de estos sujetos. Por poner un ejemplo, podemos decir que hay quien piensa que la Piedra se obtiene de la estibina, de la galena, del cinabrio, del vitriolo, del hierro, de la pirita ,de la marcasita, de la tutia, del nitro, del alumbre, del tártaro, del vinagre, del vino, del agua del mar, de la miel, de la nieve, de la lluvia, de la niebla, del rocío, de la orina, de la sangre, de los huesos, del roble, del carbón, del barro; otros, más románticos, piensan que del cielo, de la luz de la luna, de la luz del sol, de la luz de las estrellas; y, por supuesto, luego están los espirituales, que directamente no creen en la Piedra, pero se llaman alquimistas y la intentan sacar de meditaciones, energías y demás procedimientos afines.

Como se puede ver en este asunto, ancha es Castilla. Por eso, al valiente que se introduce en estas lides herméticas, no tengo otra cosa que recomendarle más que se ande con ojo y espíritu crítico, que procure no pincharse un dedo metiendo las manos en el cajón de sastre y que procure no resbalarse por la torre de Babel en la que se ha convertido el Arte, al menos de cara a la galería.

4 comentarios:

  1. "Corazón de Alquimista" ummm, suena bien!, pero te voy a marear con algún nombre más ^_^ "Sabia Alquimista", "Alquimia y vida" o "Ser (o Saber) Alquimista"

    ResponderEliminar
  2. Vesta, incluso puede dar para programa de radio y de televisión, incluso para una cadena entera.

    Hey Salazius, thank you for internationalizing my blog! You did the very first non-Spanish comment!

    ResponderEliminar