martes, 1 de noviembre de 2011

Aceite de Tártaro

Producto final
Hoy voy a mostrar pictográficamente como extraje un poco de aceite de tártaro por un procedimiento espagírico. Dicen que es un buen remedio para la gota, las piedras de la vesícula, del riñón y el reuma en general. Quizás tenga otras aplicaciones, pero no las he comprobado.

Sal de Tártaro
El secreto de la operación son dos cosas, básicamente: primera, usar un espíritu de vino muy rectificado, empleado par ala última destilación de este un poco de cal viva, a fin de que atrape el agua que pueda tener; luego, conviene usar una sal de tártaro muy seca y recién molida; y por último, el usar un baño de arena, a fin de proporcionar al matraz un calor suave y uniforme.

En definitiva, el enemigo de esta operación es el agua. Si hay agua, no saldrá. Toma entonces un poco de sal de tártaro y pásala muy bien por el mortero, échala en el matrazy vierte sobre esta espíritu de vino muy rectificado. Yo usé uunos 200 ml. de espíritu por 50 gr. de sal de tártaro.
Empezando a hervir, se puede apreciar la sal aún no disuelta
Usa un matraz grande, y tápalo o adáptale un condensador a la boca, en vertical, a fin de que si asciende algo pueda enfriarse y volver a caer, produciéndose una circulación. Deja que se caliente dulcemente, y verás como tu sal de tártaro de disuelve en el alcohol (algo imposible, químicamente hablando, pues la sal es insoluble en este medio) al comenzar a hervir.
Va adquiriendo un color dorado
Déja que hierva hasta que adquiera un color dorado, adapta un cabezal para hacer un alambique y destila según el Arte el espíritu que quiera pasar. En la cucúrbita quedará un aceite dorado muy concentrado flotanto sobre agua, que contiene disuelta un poco de sal de tártaro. Decanta y guarda este aceite dorado, pues es el remedio específico para los males descritos.

Aceite de Tártaro, aún sin destilar
En plena destilación
Espíritu de vino recuperado
Espero que os halla gustado.

4 comentarios:

  1. Muchas gracias por este procedimiento tan simple. Tu aceite vale mas de lo que te imaginas,usado en los metales, pero sospecho que ya lo sabes....

    ResponderEliminar
  2. De nada Chat noire, y sí, desde luego tiene muchas cualidades ocultas este fantástico producto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. hola que tal:
    excelnte lo que enseñas en este blog queria preguntarte si este mismo aceite de tartaro sirve en la extraccion del ens de una hierba??

    conozco un procedimiento, diferente por el que tu describes,es un metodo propuesto por jean dubuis.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Artefuego; en uno de sus libros, Fulcanelli hace referencia a que "un cierto monje creía haber descubierto la piedra filosofal, pero la vasija explota y es abrazado por el metal que se le prende a la piel y muere", también Basilio Valentin dice algo similar: "...cuando queréis disolver hierro en agua fuerte, si vertéis aceite de tártaro cuando el agua fuerte hace su operación, no solamente veréis que vuestro vaso se romperá, sino que tendréis que guardaros bien para no abrasaros. Porque la contrariedad de estos dos licores encenderá un fuego, lo mismo que la pólvora en el cañón, que quemara todo lo que encuentre." Dicho aceite que tu preparas sería el mismo del que habla Basilio? Saludos y muy bueno tu blog.

    ResponderEliminar