viernes, 21 de octubre de 2011

Agua Coagulada


En esta fotografía se puede apreciar como en el agua, que aparentemente era tan solo agua destilada, se va formando, como si de una nube se tratase, por acción de un calor suave, una especie de sal algodonosa en el matraz. Esta sal es sin duda un Fuego cuajado o fijado, de elevada pureza, una salinidad sulfúrea que proviene del Cielo, donde una vez este agua fue tocado directamente por una Luz Espiritual, que le imprimió su Esencia Ígnea.

Que sirva de referencia para aquellos que se afanan en destilar decenas o centenas de litros y litros de rocío, pues esta cantidad de sal proviene apenas de 100 ml de rocío y unos 400 ml de agua de lluvia mezclados. Se hubiese obtenido más si tan solo se hubiese empleado rocío, desde luego, pues su capacidad vegetativa es mayor. Es desde luego una cantidad inmensa si la comparamos con la que se puede obtener de destilar un barril entero por medios vulgares y no según el Arte.

3 comentarios:

  1. Como bien has dicho, como si de una nube se tratase y es que en la formación de estas lo que has hecho también ocurre, en definitiva, has creado parte de una nube, que chulo!!

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo Vesta, pues si consideramos que una nube es la parte más sutil del agua, a la vez que la más densa del aire, y como el aire viene del fuego y el agua deviene en tierra, ¿acaso no se encuentran en un elemento todos los demás?

    ResponderEliminar
  3. No lo dudes, así es, las nubes lo cumplen.

    ResponderEliminar