viernes, 1 de julio de 2011

Agua y Tierra


A partir de esta repugnante Agua y de esta vil Tierra, algunos opinan que se puede crear la Piedra Filosofal. Yo eso no lo se, pero sí que se que este Agua incluye un Fuego, y que esta Tierra incluye un Aire dentro de sí, y que tratándola convenientemente se pueden preparar medicinas asombrosas para los Tres Reinos.

Algunos se preguntarán que tiene de especial este Agua. Realmente, nada; es tan solo un Agua putrefracta (que, por cierto, huele a una mezcla entre vómitos y carne podrida) que ha criado una especie de lodo. Si tuviesemos una botella con un líquido similar, lo primero que haríamos sería tirarlo por el desagüe... ¡es peor incluso que tirar oro directamente a la basura! Muchos ignoran el tesoro que se encuentra oculto en las cosas más sencillas.

Cito a la Tabla de Esmeralda, por si sirviese de aclaración:

  • IV. Su padre es el Sol y su madre la Luna. El Viento lo lleva en su vientre. Su nodriza es la Tierra. [...]
  • VI. Su poder es fuerte si se transforma en Tierra.

¡Más claro, agua!

Tantos otros preguntarán que de donde sale esta Agua. Pues del Cielo, ¿que otra respues cabe esperar? Pero, ¿y la Tierra? Eso dejo que el lector lo descubra por sí mismo. Pero, una vez la tengamos, ¿qué hacemos con ella? La respuesta es igualmente sencilla: ¡Solve et Coagula!

No hay comentarios:

Publicar un comentario