lunes, 21 de febrero de 2011

Hermes Desvelado

Hoy presento otro texto corto que en opinión describe la misma Vía que las Recreaciones Herméticas, quizás con algunos matices cambiados. Me aventuraría a decir que el autor quizás conociese este texto, o que tal vez perteneciesen a la misma escuela.

El texto está firmado por un misterioso alquimista de nombre Cyaliani, de origen francés. Se divide en dos partes bien diferenciadas, como viene siendo tradición: una puramente alegórica y otra, aunque también hermética, que describe una práctica.

El libro vio la luz en 1832, editado por Felix Locquin (16 rue Notre Dame des Victoires, París), e indicándose como autor a "Ci...". No fue hasta 1915 cuando el editor Chacornac le da la autoría al misterioso Cyliani. Al parecer, según Geneviève Dubois el pseudónimo de Cyliani apareció en 1934, dos años después. Eugéne Canseliet, por otra parte, afirma que el nombre le fue dado por Pierre Dujols.



Un aspecto interesante de esta obra, además de su magnífica demostración de hermetismo, es el concepto de compañera/esposa musa, apoyo e inspiración espiritual del alquimista, tal como lo hiciere Nicolás Flamel en sus obras; si bien debemos de ser prudentes y pensar en esto como una alegoría (que nada tiene que ver con la realidad, pues sabido es que Nicolás Flamel y su mujer no se llevaban precisamente bien) más que como en una verdad a pies juntillas.

Otro aspecto curioso a tener el cuenta es que el autor intenta datar el texto repetidamente, citando que fue escrito después de la Revolución Francesa. Quizás es un intento de desvincular la obra de otros posibles autores anteriores.

Descarga del archivo en PDF:

[Editado preventivamente por la nueva ley]

No hay comentarios:

Publicar un comentario